La Navidad toca a su fin pero no se va de rositas… Nos deja los excesos gastro-festivos y los kilitos que nos hemos puesto encima con las reuniones familiares y profesionales.

Pero ahora que vuelve la bendita rutina, no hay que hacerse el remolón. Hay que ponerse manos a la obra para volver a estar e forma… porque si te cuidas por dentro, se nota por fuera y viceversa.

Así, que adiós a los dulces, a esas comidas pesadas y al alcohol en exceso. Ha llegado la hora de cuidarse. Toma nota de los consejos que te proponemos porque van a resultar de gran ayuda para comenzar el año bien, pero muy bien.

Márcate un objetivo

Es imprescindible marcarse objetivos. Hazte un sencillo plan que combine alimentación y ejercicio y ponlo en práctica. Si no sabes cómo empezar, ponte en manos de profesionales que te asesorarán de la mejor manera posible.

Poco a poco  

No tengas prisa en alcanzar tus objetivos. Esto es una carrera de fondo, así que tranquilidad y mucho ánimo para no desfallecer en el camino. Así conseguirás todo lo que te propongas.

Bebe agua

Sabemos por experiencia que comenzar una dieta siempre es duro. Una forma de combatir esa sensación de hambre es beber abundante agua. Pruébalo! Comerás menos pero sin notar ese malestar general.

Concédete algún capricho

No hay que ser más papistas que el papa. Incluye una o dos comidas de esas que te vuelven loca ente tus objetivos. Verás como el camino se hace más corto.

Come, al menos, 5 veces al día

Sí, sí, como lo oyes! Cinco veces pero en cantidades pequeñas. De esta forma, tendrás menos sensación de hambre y más energía durante todo el día.

La cena, lo más ligero del día  

Si el desayuno se considera la comida más importante del día por su aporte energético, la cena no lo es menos. Controla la ingesta de calorías durante esta comida y verás cómo puedes alcanzar tus objetivos más rápidamente.

Practica deporte

Recuerda la importancia de mantenerte activa. Practica fitness, running, TRX, caminar, nadar… Lo que quieras y más te guste, pero no dejes de moverte.

Ya no tienes excusa para comenzar el año con fuerzas renovadas y con los consejos necesarios para cuidarte y perder esos kilitos que la Navidad nos ha puesto encima. Márcate tus propios objetivos y dentro de un mes, hablamos. Y recuerda, si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a resolverla.

 

Cart
  • No products in the cart.