Esta semana os presentamos la ashwagandha. No os preocupéis, la primera vez que lo lees, cuesta, pero después es pan comido.

La ashwagandha, también conocida como bufera, oroval o ginseng indio, es un arbusto leñoso que pertenece a la familia de las solanáceas. Proviene de la India, pero también podemos encontrarla en Oriente Medio y Norte de África.

Pero, ¿qué tiene de especial esta planta con un nombre tan raro? Seguid leyendo porque seguro que os va a sorprender. Su nombre es casi impronunciable, pero como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejamos una fotito para que la identifiquéis, porque estamos seguros, que la mayoría de vosotros, sino todos, conocéis a Miss Ashwagandha.

La Ashwagandha o Ginseng indio tiene una larga lista listado de ingredientes muy beneficiosos para nuestro organismo: rica en hierro, antioxidante, taninos, nitrato de potasio, ácidos grasos y glucosa. Además, es una fuente rica en flavonoides, lactonas y glucósidos que nos aportan un alto valor nutricional.

Beneficios de la Ashwagandha

Pero si todo esto no os acaba de convencer, a continuación os dejamos un breve listado de los beneficios de la Ashwagandha.

  • Mejora el Sistema inmunológico.
  • Actúa como  afrodisíaco, proporcionando fuerza y vigor.
  • Perfecto contra el insomnio.
  • Cuida de tu corazón, reduciendo el riesgo de mal funcionamiento del mismo.
  • Reduce el estrés gracias a su contenido en antioxidantes.
  • Protege el Sistema nervioso, ya que sus extractos apoyan la regeneración de axones y dendritas de las células nerviosas.
  • Posee fuertes propiedades antioxidantes.
  • Actúa como cicatrizante de una forma rápida y eficaz.
  • Muy útil para tratar pieles secas y ásperas.
  • Controla la pérdida del cabello, gracias a la reducción de los niveles de cortisol en el cuerpo.

Dónde encontrarlo y cómo tomarlo

Después de esta breve explicación sobre la Ashwagandha, muchos de vosotros os estaréis preguntando dónde puedo encontrar este milagro de la naturaleza y cómo puedo tomarlo. Es más fácil de lo que creéis. Podéis encontrarlo, tanto al natural como envasado, en vuestra frutería o herboristería de confianza.

En cuanto a cómo tomarlo, es más sencillo aún. Al natural podéis disfrutarlo en forma de infusión, hirviéndolo con agua durante 15 minutos aproximadamente. Os aconsejamos que lo mezcléis con otro tipo de hierbas o frutas, porque tiene un sabor amargo.

Pero si sois más prácticos, también podéis encontrar la Ashwagandha en complementos alimenticios. Mejor sabor, más cómodo y van donde tu vas! Opciones tenéis!

¿Verdad que la ashwagandha o ginseng indio es fantástico? A pesar de todos sus beneficios, no debemos olvidar los efectos secundarios que la ashwagandha puede tener si abusamos de su consumo (aumento o disminución de la temperatura corporal, dolor en el pecho, frío o secreción nasal, entre otros). Pero como siempre os aconsejamos, todo en su justa medida, y sin excesos, nos ayuda y beneficia por dentro y por fuera.

De todas formas, antes de lanzarse a probar la maravilla india, no está de más consultar con nuestro herbolario o médico de confianza, para curarnos en salud, y nunca mejor dicho.

Cart
  • No products in the cart.