El verano ya está aquí, acaba de aterrizar, pero la verdad es que estamos durante todo el año, pensando en él. Playa, piscina, montaña, reuniones, comidas, cenas, en definitiva, excesos de todo tipo, que si no evitamos o controlamos nos pueden pasar una factura, y muy alta.

Estamos de acuerdo en que el verano es para disfrtuarlo, pero con cabeza. Por eso, hoy, desde Derbós, Laboratorio Natural , os damos una serie de prácticos y sencillos consejos para vivrlo al 100% sin contratiempos…

Protégete del sol, que pica…

Evita la exposición al sol entre las horas principales del día.

Utiliza un protector solar de protección 30 como mínimo, y renuévalo cada vez que tomes el baño.

Evita la exposición total al sol en niños menores de un año. Si quieres que les dé un poco el sol, a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Usa ropa clara y ancha, utiliza gafas de sol y sombrero.

Reduce la actividad física en las horas de más calor.

Cuidado con los colectivos de riesgo que pueden verse más afectados por el calor: Mujeres embarazadas, bebés y personas mayores de 65 años…

Evita la deshidratación

Hidrata tu cuerpo tomando más líquidos sin cafeína de los que tomas habitualmente.

Evita bebidas azucaradas, con cafeína y alcohol.

Lleva siempre contigo una botellita de agua y no olvides beber sorbitos cuando sientas sed.

Vigila a los peques y los mayores de la casa, y ofréceles regularmente agua para que no se deshidraten.

Prepara batidos de frutas con hielo, para mantener tu cuerpo fresco e hidratado.

Parecen consejos obvios, pero muchos de nosotros, con la locura del verano, a veces nos podemos llegar a olvidar de ellos. Síguelos al pie de la letra y verás como tu verano se convierte en una estación verdaderamente mágica… Y es que Derbós, se preocupa por ti, y te cuida por dentro y por fuera.

Cart
  • No products in the cart.