El tomillo es una planta muy conocida, y no solo por su característico aroma y delicioso sabor. Este arbusto, muy empleado en la cocina como condimento mágico para darle ese toque especial a nuestras carnes y pescados, también es una infusión relajante para cualquier momento del día y de la noche.

Pero más allá de estas características tan conocidas por todos, el tomillo se ha convertido en un remedio natural para algunas de las dolencias más habituales que sufrimos. El tomillo dispone de un alto contenido en aceites esenciales, flavonoides, vitaminas, minerales y aminoácidos, que lo convierten en ese producto para todo, (o casi todo).

  1. El tomillo es considerado uno de los mejores antibióticos naturales que existe, así como un gran desinfectante, debido a la gran cantidad de timol y carvacrol que posee.
  2. Es muy buen aliado disminuyendo los síntomas de problemas como el asma o bronquitis.
  3. También ayuda a aliviar los cólicos menstruales y las molestias del síndrome premenstrual.

Como verás, el tomillo tiene una gran cantidad de propiedades que nos pueden hacer sentir bien por fuera y por dentro, siempre y cuando su consumo sea el adecuado.

Así que si estás pensando en incluirlo en tu dieta, desde Derbós te aconsejamos que vayas a tu herbolario de confianza y consultes las formas de tomarlo según tus necesidades, porque de esta manera, seguro que todo son beneficios.

Cart
  • No products in the cart.