Cada día más, son muchos los productos que se suben al carro de la salud prometiéndonos la vida eterna. Nunca más lejos de la realidad. Esto mismo ocurre con esos productos para cuidar nuestra flora intestinal. ¿Cuántos de vosotros ha probado de todo y no ha notado mejoría?

Es muy importante mantener nuestra flora intestinal sana ya que ésta repercutirá positivamente en nuestra salud, alejando las enfermedades. Pero hay saber cómo hacerlo.

Comencemos por el principio, ¿qué es realmente la flora intestinal?, ¿cómo nos beneficia?

La flora intestinal está compuesta de billones de bacterias cuyo objetivo es hacer funcionar, de forma óptima, nuestro organismo. Algo tan importante para nuestra salud también es delicado, de ahí la necesidad de mimarla. Los malos hábitos, como el abuso de laxantes o antibióticos, el tabaco, la droga o el estrés, la falta de ejercicio físico o una dieta pobre en fibras y rica en grasas, son factores que perjudican gravemente nuestra flora intestinal. Seguro que muchos de vosotros estáis repasando esta lista para ver qué estáis haciendo mal.

Pero tranquilidad, aquí estamos nosotros para daros unos prácticos consejos para cuidarla como se merece. Seguid leyendo…

Cómo cuidar tú Flora…

– Introduce en tu dieta abundante fruta y verdura. Recuerda lavarlas antes con abundante agua, si no las pelas, porque los pesticidas (en el caso de que no consumas alimentos ecológicos), son muy perjudiciales para la flora intestinal.

– Es interesante que introduzcas probióticos naturales para ayudar a cuidar y regenerar tu flora. Aquí te dejamos una lista de los más efectivos:

Kéfir (leche fermentada).

Yogur blanco o griego.

Tempeh (producto procedente de la fermentación de la soja).

Chucrut (comida que se elabora con col picada que se mezcla con sal y se deja fermentar).

De todas formas, si por lo que sea no puedes conseguirlos o no te gustan, actualmente puedes encontrar en el mercado, sustitutivos realizados con productos naturales que también favorecen la regulación y regeneración de la flora. Te estamos hablado del NORMODIGEST CLASSIC, un complemento digestivo cuya efectividad ha sido comprobada a través del estudio “Valoración de la actividad moduladora de la flora intestinal del simbiótico Normodigest in Vitro”, realizado entre Derbós, Laboratorio Natural (https://www.derbos.es/) Ainia, Centro Tecnológico (http://www.ainia.es/web/guest/inicio), y que confirma que una ingesta regular de NORMODIGEST, provoca un aumento de nuestra flora intestinal.

– No abuses de la carne

– Elimina de tu dieta los azúcares y el pan refinado.

– Practica deporte con regularidad, así te sentirás más activo y afrontarás las cosas con más optimismo.   Además, tu flora intestinal te lo agradecerá.

Ya no tienes excusas para no mimar tu flora intestinal. Sigue estos sencillos consejos y verás cómo tu cuerpo te lo agradece, porque cuidarse por dentro, se nota por fuera. ¿A qué esperas?