Muchas veces, el estrés, el cansancio y los agobios del día a día nos superan y no sabemos cómo organizarnos para intentar salvarlos y seguir con nuestra vida.

Actualmente, hay muchas técnicas que nos ayudan a relajarnos y a sentirnos mejor, sobre todo, en este tipo de momentos en los que vemos la botella medio vacía.

Hoy os presentamos el Grounding, una forma divertida y original de entrar en contacto directo con la naturaleza y que te van a hacer sentir bien por dentro y por fuera.

Para practicar esta disciplina de relajación solo necesitas el jardín más cercano y una buena actitud para disfrutarlo.

¿Qué es el Grounding?

La teoría de esta disciplina de relajación, consiste en conectarse con la tierra directamente. No importa cómo: sentado, acostado o con los pies descalzos sobre la hierba, agua o tierra para dejar que la energía fluya. Tanto la energía de la tierra como la que desprendes tú.

De esta forma, conectarás con la naturaleza directamente y te desprenderás de toda la energía negativa que contiene tu cuerpo. Simplemente, respira hondo, deja tu mente en blanco y disfruta de todos los beneficios que te aporta el Grounding, que son muchos.

¿Cuáles son los beneficios de Grounding?

  • Mejora la calidad del sueño.
  • Reduce los dolores musculares.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Aumenta los niveles de energía en el organismo.
  • Tiene un efecto beneficioso sobre el estrés. Por un lado, porque normaliza la secreción de cortisol (hormona del estrés). Y por otro, porque estimula el sistema nervioso parasimpático (el encargado de proveer el descanso al organismo).

Y además, el Grounding no te va a costar ni un euro, porque caminar descalzo, tumbarse o sentarse directamente en el césped de un parque, sobre una roca, o en un río, es gratis.

Así que ya sabes, a practicar Grounding, porque esta disciplina te ayudará a sentirte mucho mejor. ¡Pruébalo!

Cart
  • No products in the cart.