Ya no queda nada para volver a la rutina. Adiós al mazapán, al turrón y a los excesos navideños, y hasta el año que viene. Pero los Reyes Magos no solo nos dejan regalos, nos dejan también esos kilitos de más provocados por la gula incontrolada durante estas fiestas.

La cruel báscula nos recuerda lo mucho que nos hemos pasado y que no hay más remedio que solucionar. Para conseguirlo, nada mejor que sentido común, paciencia y un poquito de sacrificio. Sigue leyendo, porque Derbós, Laboratorio Natural  te trae unos prácticos consejos para que tu báscula y tú, os volváis a reconciliar.

CONSEJO 1. Huid de las dietas milagrosas que se cuelan en nuestra vida después de estas fechas, y que nos prometen el oro y el moro, y que lo único que hacen es desbaratarnos el organismo y evitar que perdamos un gramo.

CONSEJO 2. Propósito de año nuevo: practicar un poco de ejercicio físico. Esta actividad no solo nos va ayudar a volver a nuestro peso, sino también a sentirnos mucho mejor.

CONSEJO 3. Bebe mucha agua (al menos 2 litros al día). Verás que efecto diurético tiene y qué bien te sienta, porque estarás hidratado por dentro y por fuera.

CONSEJO 4. Después del exceso, viene la calma, pero siempre sabiendo qué alimentos son los más adecuados para depurar y cuidar nuestro organismo, y eliminar cualquier rastro de los excesos navideños. Toma nota…

· Carnes. La carne que le viene bien a nuestra nueva alimentación es aquella con un contenido bajo en grasa. Nosotros apostamos por el pollo y el pavo.

· Pescado. Elegid pescado blanco a la plancha, siempre cocinado y sin salsas, por supuesto.

· Frutas y verduras. Este es el mejor alimento para depurar nuestro cuerpo después de la Navidad. Podéis tomarlas crudas, cocidas, al horno, a la plancha… El límite lo pone vuestra imaginación.

· Legumbres. Es una fuente de vitaminas y minerales con innumerables propiedades. Pero recordad tomarlas siempre hervidas.

· Grasas. No olvidéis las grasas, ya que forman parte de nuestro organismo y son muy importantes para nuestra salud. Eso sí, siempre que sean saludables como el aceite de oliva, el salmón o el aguacate, entre otras.

Con estos consejos post navideños, volver al peso no se va a convertir en ningún sacrificio, y es que, cuidarse nunca tiene que ser sinónimo de pasar hambre y estar de mal humor. Al contrario, porque si te cuidas por dentro, se nota, y mucho, por fuera… Manos a la obra, ¡y ya nos cuentas!

Cart
  • No products in the cart.