Lo natural está de moda, y bajo esta denominación se han colado en nuestro vocabulario un montón de productos que se apellidan ecológicos. Pero, ¿qué características deben reunir estos productos para denominarlos así?

Sigue leyendo porque hoy, desde el blog de Derbós, Laboratorio Natural te contamos de dónde proceden, cómo están tratados y qué pautas deben seguirse.

¿Qué es un producto ecológico?

Los productos ecológicos, también llamados, biológicos, orgánicos o bio, son aquellos productos naturales obtenidos sin la utilización de productos químicos en su fabricación y/o procesado.

¿Cómo deben ser tratados estos productos para considerarse ecológicos?

  1. Cuidar el suelo. Para el cultivo de estos productos, deben emplearse técnicas tradicionales y naturales, con fertilizantes orgánicos, abonos de origen animal, rotación de cultivos y barbecho.
  1. No a los transgénicos. Absolutamente prohibidos. No pueden usarse plantas manipuladas genéticamente, ni para cultivar ni para alimentar al ganado. en la agricultura no-ecológica. Tú, ¿de qué parte estás?
  1. Minimizar lo químico. Los pesticidas tampoco están permitidos. Los medicamentos veterinarios pueden usarse en casos excepcionales y solo con autorización de los organismos que expiden los certificados ecológicos. Las vacunas están consentidas, así como los antibióticos, aunque con cautelas y solo en casos de necesidad.
  1. Respetar el bienestar animal. Mantener los ciclos vitales naturales y evitar al máximo mutilaciones como la castración, el descuernado o el corte del pico. Están prohibidas las técnicas de reproducción asistida.

Esperamos haber aclarado porqué un producto se puede considerar ecológico –si cumple con todos los puntos anteriores-, y otros no. A partir de aquí, la elección es solo tuya.

Fuente: https://www.ocu.org/

Cart
  • No products in the cart.