El verano toca a su fin, se acabaron las vacaciones… pero no por eso tenemos que estar tristes, apáticos y depresivos.

Para nosotros, septiembre siempre ha sido un mes especial, lleno de proyectos y nuevas metas que cumplir. Y lo que pretendemos con nuestro post de esta semana es ayudaros a cambiar vuestra forma de pensar y enseñaros a disfrutar de este maravilloso mes. Y para ello, aquí van unos prácticos consejos para conseguirlo.

En primer lugar, tenemos que abrir la mente y empezar a pensar en positivo. Se acabaron las palabras negativas, como “¡ufff, vuelta a la rutina!”, “no voy a poder con todo”, “qué asco de vida”, “no voy a ser capaz”.

Así que, di adiós a todo lo negativo y piensa en positivo, la botella siempre medio llena: “Soy capaz de esto y más”, “qué ganas tenía de empezar a trabajar en nuevos proyectos y retos”, “cada día es un regalo y tengo que aprovecharlo”.

Entrena tu mente todos los días para que tu subconsciente aprenda a crear días excepcionales, no en grandes hazañas, sino en esas pequeñas cosas que nos hacen estar vivos.

El “Ya lo haré mañana” no sirve aquí. Sal de esa isla que Brian Tracy describe perfectamente en su libro y actúa. Habla menos y actúa más…  Disfruta de la vida y siéntete afortunado de todo lo que te rodea.

Cuida tu equilibrio emocional, porque eso hará que la vuelta a la rutina sea estupenda.

Pero no todo es espiritual. Tampoco debemos olvidar cuidar nuestra alimentación: tiene que ser saludable y variada. Además, debemos llevar un estilo de vida activo. Practicar deporte y ejercitar la mente diariamente será la guinda para que nos sintamos felices, con energía y muy positivos.

A nosotros pensar en positivo nos ayuda a crecer día a día y a ofrecer a nuestros clientes los mejor productos con las mejores garantía.

Intenta ponerlo en práctica y nos cuentas si te ha funcionado o no. Estamos convencidos que mejorará tu vida, tu salud y tus relaciones, después de verano, y durante todo el año.

Cart
  • No products in the cart.